Conmoción en Brasil: el futbolista del Palmeiras que atropelló y mató a un motociclista podría ser condenado a 10 años de prisión

Renán Víctor da Silva, de 20 años, enfrenta un proceso judicial tras protagonizar un incidente vial. Bragantino –donde jugaba a préstamo– y el club dueño de su pase rescindieron su contrato

El Palmeiras, vigente bicampeón de la Copa Libertadores, rescindió en las últimas horas el contrato del joven defensor central Renan Víctor da Silva después de que el futbolista arrollara a un motociclista mientras conducía en aparente estado de embriaguez.

El club de San Pablo confirmó la desvinculación contractual del zaguero de 20 años, campeón del mundo sub-17 con la selección brasileña, por “causa justificada”. Al mismo tiempo, el Red Bull Bragantino, equipo en el que jugaba en calidad de cedido ésta temporada, también informó que anuló su contrato por el mismo motivo.


El futbolista protagonizó días atrás un accidente mortal en la ciudad de Bragança Paulista -interior del estado de San Pablo-, cuando invadió el carril contrario con su vehículo y chocó de frente con un motociclista de 38 años, que falleció por causa del fuerte impacto.

Según informó la Policía Civil, el jugador estaba solo en el auto mientras manejaba desde una discoteca. Cerca de las 6:40 de la mañana, atropelló y mató al motociclista que circulaba por el kilómetro 47 de la Carretera Akindar Monteiro Junqueira.

Renan llegó a ser detenido apenas ocurrió el hecho, pero consiguió el beneficio de responder al proceso en libertad, otorgado por el juez Fabio Camargo, después de pagar una fianza de 242.000 reales (46.000 dólares), que serán transferidos a la viuda de la víctima, según determinó el Tribunal de Justicia de Sao Paulo. También se le prohibió ir a bares y salas de conciertos.

La joven promesa brasileña responderá ante los tribunales por “homicidio culposo” (cuando no hay intención de matar) pero con los agravantes de no tener su licencia de conducción en regla y manejar, al parecer, bajo los efectos del alcohol, de acuerdo con el informe que entregó la Policía. Los agentes que se acercaron al lugar del accidente reportaron que el zaguero, de apenas 20 años de edad, presentaba señales de embriaguez y se percataron que no tenía los papeles en orden para conducir.

La prensa brasileña, en tanto, detalló que tras ser trasladado a la comisaría, el futbolista se mantuvo en silencio y se negó a realizarse un examen de sangre. Al mismo tiempo, remarcaron que la pena de prisión en el caso de que se confirme su culpabilidad podría llegar hasta los diez años.

De acuerdo con el portal GE, del grupo Globo, en el vehículo que conducía el zaguero había una botella de una bebida alcohólica que pasará por la pericia para determinar si tiene sus huellas dactilares. El mismo medio detalló que el vehículo a nombre del deportista acumulaba 18 multas por exceso de velocidad en el último año: nueve de ellas fueron de madrugada, antes de las 6 de la mañana, y en siete ocasiones sobrepasó el límite de velocidad permitido en un 50%.

La víctima era un padre de familia que se dirigía a su trabajo. En uno de los videos que circula en las redes sociales se pudo ver el momento en el que el futbolista estaba siendo trasladado en un automóvil policial mientras un familiar del motociclista le reprochaba su accionar: “Asesino, tenía una familia, dos hijas… Te juro por mi vida que vas a pagar por esto”. El conductor de 38 años sufrió graves heridas por el accidente y perdió la vida en el lugar.

Renan, formado en la base de Palmeiras, fue campeón del mundo Sub 17 con la selección brasileña en 2019. Al año siguiente subió al primer equipo de Palmeiras, con el que participó en los dos títulos de Copa Libertadores conquistados de forma consecutiva por el conjunto dirigido por el portugués Abel Ferreira.

Al inicio de esta campaña, sin embargo, se marchó cedido a Bragantino, club de la factoría austríaca Red Bull, con el objetivo de sumar más minutos.